Hoja parroquial


Parroquias de Cangas de Onís, Dego, San Juan de Parres y Villanueva

                   Tel. 689 71 28 03                                                                 fueyocangues@outlook.es
                  Nº 13                            14 DE JUNIO DE 2015                      Dep. legal AS 04383-2014


AVISOS: Misas de la quincena: Cangas: lunes 15, por Nicolás Cuadriello; martes 16, familia Tárano Fdez; miércoles 17, intenciones de Uca Mallén; jueves 18, por Gerardo López; viernes 19, por Marina de Soto; sábado 20, por Mª Teresa Caso; domingo 21, a las 12, por Felipa Valles; a las 7, por Juan Luis Pérez Mauricio; lunes 22, por Sabiniano, Higinio y Cándida; martes 23, por Higinio y Pilar; jueves 25, por Bernardo y Carolina; viernes 26, por Ceferino Gancedo; sábado 27, a la una, aniversario de Felisa García; a las 7, por Juan Luis Pérez. Capillas, sábado 20 en Tornín, a las 11; en Caño a las 12 por Ernesto de la Roz; sábado 27 en Cardes a las 11 y en San Cosme a las 12. Dego: los dos sábados a las 5. San Juan de Parres: sábado 20, a las 4, por Oscar Cardé y su esposa Josefina Palacios; sábado 27, a la una, fiesta de San Juan. En La Roza el lunes 15, a las 4, por difuntos de Custodio y Argentina. En Vallobil el jueves 18 a las 5. Villanueva: sábado 20, por Luis Alonso; sábado 27, aniversario de José Luis Simón, ambas a las 6.

EL TEMA BIBLICO: El próximo sábado corresponde leer en Misa un pasaje de la segunda carta a los corintios, que dice lo siguiente: “…me han metido una espina en la carne: un ángel de Satanás que me apalea para que no sea soberbio…(2 Cor. 12, 7) ¿A qué se refiere San Pablo con tales expresiones? Pues parece referirse a un sufrimiento suyo especial, que, si bien no se concreta, dio pie a que buena parte de los exegetas bíblicos piensen que Pablo era jorobado. El hecho de que considere la enfermedad como provocada por un ángel de Satanás responde a la mentalidad judía de la época, que consideraba a Satanás como causa última de todo mal., no sólo del mal moral, sino incluso de los males físicos.

OPINION: San Antonio nos guarde -Aunque me toca escribir antes de San Antonio, cuando leas esta hoja ya estarán pasando las fiestas. En los tiempos que corren habrá que conformarse con que las cosas transcurran sin incidentes graves. Los fines de semana parece que algunos comen más “salao” de la cuenta y por la noche, para contrarrestar, beben lo que no saben mear. Hace quince días hubo una pelea en la calle San Pelayo a altas horas y tuvo que acudir incluso la ambulancia. Hay personas que, aunque se pasen de bebida, no pierden el oremus y pueden resultar hasta simpáticos, pero los que pierden el norte con el alcohol ¿cuándo entenderán que sólo consiguen perjudicarse a sí mismos y a los demás? Por cierto, si sabes de alguien que desee salir del infierno del alcoholismo, sé yo de alguien que estaría dispuesto a llevar a Oviedo –o a donde sea-, a las reuniones de Alcohólicos Anónimos, semanal y gratuitamente, a los valientes que se decidan a divorciarse de la bebida. En fin, que San Antonio nos guarde y nos infunda a todos sed de paz, de justicia y de amor. Amén. -Cambiando de tercio, en la tele ya sabes que hubo y hay programas de todo tipo. Ahora idearon uno de dibujos animados, Los shopkins, que son unos personajillos que viven en las estanterías de los supermercados y cada uno asume como personaje uno de los productos que se pueden comprar en él. De colores brillantes y voz chillona, aderezado todo con música pegadiza, no cabe duda que está bien pensado para atraer al público infantil. Naturalmente los shopkins no tienen necesidad de salir del supermercado, porque allí encuentran la solución a todos sus problemas. Y esa es la madre del cordero: la sociedad de consumo nos educa ya desde bien pequeños para que no salgamos de ella, para que creamos que todo en ella es de colores vivos y que dentro de ella todo tiene solución. Vamos, que la realidad óptima parece que está dentro de un supermercado. Que San Antonio nos ilumine para cambiar de canal a tiempo y para tragar solamente las dosis de tele que no perjudiquen la salud. Amén. -Aunque duele leer en la prensa o ver en la tele casos de eclesiásticos implicados en abusos a menores, peor era la táctica, que, al parecer, se daba antaño de silenciar el caso, taparle la boca a la víctima con cuatro perras y hasta con amenazas y trasladar al abusador a otro destino, con el riesgo de que siguiese abusando. La verdad no debe esconderse, como dijo textualmente el Papa Francisco, por lo que hay que agradecer que la norma sea ahora la de “tolerancia cero”. Eso sí, los casos deben ser estudiados a fondo, porque a veces las denuncias se hacen a la ligera, la opinión pública condena al imputado antes de tiempo y, a lo mejor, después acaba siendo declarado inocente, como sucedió recientemente en Aragón. El caso es que, así como el Vaticano quiere más luz donde había oscuridad, nuestros políticos parece que intentan lo contrario. El PP y el PSOE están de acuerdo en modificar la Ley de Enjuiciamiento Criminal para acabar con lo que llaman “la pena del telediario”: que les graben cuando acuden al Juzgado, sea como imputados o como meros testigos. Para ello la Policía tendría facultades para impedir las grabaciones, primando el derecho individual al honor sobre el derecho colectivo a la información. ¡Vaya, vaya! Cuando pintan oros, les encantan las cámaras y, cuando pintan bastos, que no se acerquen. ¿Por qué tanto miedo? Si eres inocente, puedes entrar y salir del Juzgado con la cabeza alta, por muchas cámaras que haya y, si eres culpable, apechuga con tu pecado, majo. En fin, que San Antonio nos conceda a todos ser fieles a la verdad para poner luz donde reine la tiniebla. Amén. J. Manuel Fueyo

EL RETO DE LOS MARGINADOS: Más de setecientos millones de pobres viven en áreas urbanas, sin refugio adecuado ni servicios básicos. En los países en desarrollo un tercio de la población que habita las ciudades lo hace en barrios miseria. Numerosos estudios están poniendo de manifiesto que es en las ciudades donde más crece la desigualdad, pero, a la vez, esas ciudades son capaces de “ocultar”, de hacer invisibles s todos esos millones de personas que viven en la miseria. Lo que es todavía más grave es que esas cifras van a seguir aumentando: se calcula que en quince años el 60 por ciento de la población mundial habitará en megalópolis, grandes ciudades, con más de 20 millones de habitantes, de los cuales un tercio vivirá en la pobreza. La mayor parte de los que sufren la pobreza en las ciudades son personas que han migrado forzosamente, buscando un futuro digno. La ciudad, que antaño parecía símbolo de progreso, se está convirtiendo en lugar oscuro y maldito. Menos mal que, aunque haya sombras, en nuestras ciudades hay también focos de luz: personas y colectivos que luchan por la fraternidad y la solidaridad, por unir y no separar, por incluir a los excluidos… (Revista Manos Unidas) ORACION: Glorioso, San Antonio, tu ejemplo nos estimula a seguir a Jesús y a vivir su Evangelio. Contágianos tu confianza en Dios y tu alto aprecio por los valores espirituales. Que sepamos copiar tu actitud orante y tu aprecio a las Sagradas Escrituras. Tú, que supiste huir de las glorias mundanas, no permitas que nos dejemos derrotar por las vanidades del mundo. Santo milagrero, restituidor de las cosas perdidas: que, por tu intercesión, los perdidos de la vida se reencuentren y recuperen la felicidad. Santo humilde, ayúdanos a no enorgullecernos demasiado en las victorias y a no desanimarnos en las derrotas. Tú, que tuviste el don de la palabra, pon siempre en nuestra boca las palabras más adecuadas para ayudar y enriquecer a los demás. Amén.