Hoja parroquial


Parroquias de Cangas de Onís, Dego, San Juan de Parres y Villanueva

          Tel. 689 71 28 03                                       fueyocangues@outlook.es
        Nº 49            30 de octubre de 2016           Dep. legal AS 04383-2014



AVISOS: Cangas: Misas de la quincena: lunes 31 por Aurina Sierra; martes 1, a las 12 y a las 4 por todos los difuntos; miércoles 2, a las 12, por todos los difuntos y a las 7 por Gabriela Blanco; jueves 3 por Consuelo y Severino; viernes 4 por intenciones de Carmen López; sábado 5, a la una, aniversario de Enrique García Narciandi; domingo 6, a las 12, por Amando Juárez del Dago y a las 7 por difuntos familia Mallén Herrero; lunes 7 por Aurina Sierra; martes 8, por intenciones de Josefina; jueves 10 por intenciones de Angeles; viernes 11 por intenciones de Carmen; sábado 12, a las 12, por Celestina Fdez; a las 7 por intenciones de Mary y por Saliniano, Higinio y Cándida; domingo 13 a las 12 por difuntos familia Herrero Sierra y a las 7 por Toño, Carmina, Lesmes y Luisa. Capillas: en Següenco el sábado 5 a las 11 por Celestina Fdez; en Torió el domingo 6 a las 5; en Caño el sábado 12, a las 11 y en Llueves el domingo 13 a las 5 por los difuntos del pueblo.

Dego: los dos sábados a las 5.

San Juan de Parres: martes día 1 en el cementerio, a la una, por todos los difuntos; sábado 5 por Elena Vigil y sábado 12 por Ricardo Yánez, ambas a las 4.

Villanueva: martes 1 en el cementerio a las 4 por todos los difuntos; los dos sábados a las 6. En Las Rozas el sábado 5 a las 12.

 

EL TEMA BIBLICO:

El pasado jueves correspondía leer en Misa un pasaje evangélico (Lc. 13, 31-35) en el que Jesús trata a Herodes de “zorro”. ¿Es posible que el Señor dijese tal cosa? ¿No resulta injuriosa esa expresión? No consta, desde luego, que el vocablo “zorro” constituyese en aquel tiempo y lugar un apelativo cariñoso. Cabe entender la palabra en el sentido de taimado, persona sin escrúpulos. El caso es que Herodes ya había decapitado a Juan y parece que quería intimidar a Jesús, sugiriéndole que abandonase aquel territorio (Perea). Con su respuesta Jesús le da a entender que no se deja condicionar por los poderes de este mundo. Asume que el desenlace de su vida está cercano (“pasado mañana llego a mi término”), pero ello no le impide cumplir con su misión hasta el final, le pese a quien le pese.

 

OPINION:                                 De las cenizas

-Estos días fue noticia una Instrucción vaticana sobre el trato que se ha de dar a los restos de los difuntos. Se supone que viene provocado por algunos excesos que se venían dando en la práctica, como utilizar cenizas de difuntos cristalizadas para fabricar joyas o abalorios diversos, llevar cada domingo cenizas de difuntos a partidos de fútbol y hasta mezclar las cenizas de la abuela con pólvora para fuegos artificiales, como parece que hubo casos en Asturias…En nuestras parroquias rurales todavía se hacen más inhumaciones que incineraciones y quienes incineran normalmente depositan también las cenizas en el cementerio, pero en las ciudades las incineraciones ya superan a las inhumaciones y muchas familias no entierran las cenizas, quizás porque los cementerios urbanos son de propiedad municipal y las sepulturas suelen ser alquiladas por un tiempo limitado. Existen también normas sanitarias en algunas comunidades autónomas que prohíben esparcir cenizas en algunos espacios públicos, pero ¿quién y cómo controla eso?... La intención de la Instrucción es buena obviamente, pero, a mi entender, llega tarde: después de un montón de años en los que “se consintió” llevar las cenizas a casa, vete a decirles ahora a algunos que no se debe. Aparte de eso, se incluyen en la Instrucción disposiciones de difícil control práctico: si una familia te dice que van a llevar las cenizas al cementerio de otra parroquia o a un columbario, ¿hay que ir detrás de ellos a comprobar que lo hacen así y no las tiran al mar o al jardín de casa? O, si incineran al difunto y encargan la Misa unos días después, ¿tenemos que comprobar los curas que las cenizas estén en el cementerio o en un columbario y, si no lo están, no celebramos la Misa? Esto no me cuadra. Otrosí digo que tampoco hay por qué pensar, como parece presumir la Instrucción vaticana, que quien esparce las cenizas por el mar o en el jardín de casa sea menos creyente en la resurrección que quien las entierra en el cementerio. En fin, no soy adivino, pero sospecho que la Instrucción de marras no cambiará sustancialmente la práctica que se venía dando hasta ahora. En todo caso, tampoco me parece, como sostienen algunos malpensados, que la mentada Instrucción fue publicada para favorecer la venta de nichos y/o columbarios. Y menos aún la teoría que sostienen otros de que el documento procede de cardenales “enemigos” del Papa Francisco, que pretenden desprestigiarlo. Más bien me recuerda esto a lo que pasó en su día con las absoluciones generales. El Vaticano estableció para países de misión que en casos excepcionales en que hubiese muchos penitentes y pocos confesores se pudiesen dar absoluciones generales. Algunos obispos, como el que a la sazón teníamos en Asturias, pareció que dudaban…y en algunas parroquias se empezaron a dar, sin ton ni son, absoluciones generales. Cuando el propio obispo quiso cortar la hemorragia, ya era tarde. El caso es que, como sucede casi siempre, las decisiones o documentos menos importantes de las altas jerarquías eclesiásticas tienen exceso de publicidad y llegan a todos los rincones, mientras que algunas decisiones o documentos de más enjundia pasan desapercibidos. ¿Quién se enteró del precioso y preciso documento sobre la pobreza que publicaron hace meses los obispos españoles? Casi nadie. Lo que tampoco trascendió gran cosa a los medios fue otra reciente decisión más que discutible de nuestros obispos: cambiar tanto el Misal como los leccionarios (libros de las lecturas bíblicas de la Misa). La razón es ajustar mejor la traducción de los textos bíblicos al original latino. Por poner un ejemplo: donde en la Consagración de la Misa se viene diciendo “por vosotros y por todos los hombres” a partir de Cuaresma habrá que decir “por vosotros y por muchos”…Pues estará muy bien eso del ajuste de traducciones, pero, considerando que hay ocho leccionarios para todo el año, el costo de la operación puede subir a unos quinientos euros, que, en parroquias en las que apenas se recauda para pagar la luz y el seguro, ¿de donde los sacamos?            J. Manuel Fueyo

 

EL RETO DE LOS MARGINADOS:

El grueso del agronegocio mundial cabe decir que está controlado por un grupo de seis o siete grandes corporaciones que controlan el mercado de semillas, maquinaria y productos químicos agrícolas. Todo está preparado para que se fusionen en tres megamonopolios que pasarían a imponer su dominio sobre el 60% de las simientes, el 70% de los productos agroquímicos y casi todas las patentes de genomas para desarrollar transgénicos. Este proceso de concentración monopolista significa una enorme amenaza para la humanidad, porque así pueden ponerse de acuerdo más fácilmente para fijar precios, hundir un tipo de cultivos o fomentar otros, según dicten sus intereses. También podrán imponer sus criterios en el terreno de la investigación, más de lo que lo hacen ya. Asimismo tendrán más influencia para imponer leyes favorables a sus intereses y lesivos para los pequeños agricultores, para los consumidores y para el medio ambiente. Es decir, el empobrecimiento y la miseria campesina es directamente proporcional a la concentración monopolista. Las tiránicas megacorporaciones son el jinete del hambre del Apocalipsis y tienen una despiadada balanza en la mano: en un plato la alimentación de la humanidad y en el otro su cuenta de beneficios.  (Publicado en revista Chispas)

 

indice