Parroquia de Cangas de Onís

iglesia

Sobre la Confesión


1. ¿CUÁNTAS COSAS SON NECESARIAS PARA CONFESARSE BIEN?

   
 
Para confesamos bien son necesarias cinco cosas:


1.- Examen de conciencia: Es recordar todos los pecados cometidos desde la última confesión bien hecha.

2.- Dolor de los pecados o arrepentimiento: Es reconocer que nos hemos equivocado y que sentimos el daño cometido a Dios y hacia los demás.

3.- Propósito de enmienda: Es la firme decisión de no volver a pecar, estando dispuestos a poner los medios necesarios para evitar el pecado.

4.- Decir los pecados al confesor: Debemos confesar todos los pecados mortales y conviene decir también los veniales Se han de confesar con humildad y sencillez, sin sentir vergüenza o miedo.

5.- Cumplir la penitencia: Es rezar las oraciones y hacer las buenas obras que nos mande el confesor.

NOTA: Todos hemos pensado alguna vez: “Para qué me voy a confesar si siempre peco en lo mismo”, o ¿por qué se lo tengo que decir a un sacerdote si es tan pecador como yo, o más?”. Debemos tener claro que no pasa nada por pecar siempre en lo mismo, lo importante es que tengamos la intención de corregirlo, de cambiarlo, aunque no lleguemos a lograrlo. No podemos desanimarnos, el Señor sabe que somos débiles y pecadores, pero nos quiere, más aún cuando nos arrepentimos de los errores cometidos.
     Y con respecto al sacerdote, hay que tener en cuenta que sólo es un intermediario, alguien que hace las veces de Cristo, el que da la respuesta del perdón en su nombre. No debemos sentir vergüenza ni miedo por todo aquello de lo que queremos arrepentirnos. El sacerdote es conocedor de nuestras miserias y no se va a escandalizar, ni juzgar, ni puede desvelar nada de lo que se le diga, pues quedaría automáticamente excomulgado. El sacerdote es un pecador más, pero en los sacramentos, como la confesión, actúa en el nombre y la persona de Cristo, y es a través de él cómo conseguimos la certeza de que hemos sido perdonados.
2. BREVE EXAMEN DE CONCIENCIA
¿He dudado o negado las verdades de la fe católica que rezamos en el Credo?
¿He recibido algún sacramento indignamente (comulgar en pecado, confesarme sin haberlo preparado antes, u ocultar algún pecado por vergüenza...)?
¿Hago con desgana las cosas que se refieren a Dios (acudir a Misa, rezar...)?
¿Confieso mi fe cristiana, con valentía, ante los demás o me avergüenzo de ello?
¿He blasfemado contra Dios, la Iglesia o los santos?
¿He faltado a Misa los domingos o días de precepto, voluntariamente, por pereza o desgana?
¿He cumplido los días de ayuno y abstinencia?
¿Me confieso con la frecuencia necesaria y con la debida preparación?
¿Manifiesto respeto y cariño a mis padres y familiares?
¿Soy amable con los extraños y me falta esa amabilidad en la vida de familia?
¿Doy mal ejemplo o escandalizo a las personas que me rodean? ¿He hecho pecar a otros por mi mal testimonio?
¿Tengo enemistad, odio o rencor contra alguien? ¿Insulto, critico, calumnio o tengo pensamientos negativos hacia otros?
¿He hecho daño a otros con palabras o con obras?
¿Bebo en exceso o tomo drogas? ¿Conduzco con exceso de velocidad, poniendo en riesgo a los demás conductores?
¿Soy perezoso en el cumplimiento de mis deberes?
¿He tenido pensamientos, conversaciones o miradas impuras?
¿He realizado actos impuros? ¿Solo o con otras personas?
En el Matrimonio, ¿he puesto los medios físicos para impedir tener hijos?
¿He tomado dinero o cosas que no sean mías? ¿He restituido o reparado?
¿He malgastado dinero? ¿Doy limosna según mis posibilidades?
¿He mentido? ¿He reparado el daño que haya podido causar?
¿Me entristezco por envidia cuando los demás tienen cosas que yo no tengo?


 (indice)